martes, 24 de febrero de 2009

Hoy empieza la guerra

Hoy empieza la guerra a mi alma puta, que me humilla cuando quiere, recordando lo que ha de olvidar, y azotando con su látigo una pena inconfesable... tanto dolor no es soportable, y con la crisis lo pondremos en el paro que un número más será inapreciable, y desacerme de él para mi, será ponerle fin a esta historia que llevo arrastrando y que empezó hace ya muchos, muchos años...
A todos los que me quieran aconsejar y ayudar, a todos a los que yo pueda ayudar, y a todos los que me quieran leer porque sí... aquí estaré para gritar con mis dedos, las memorias de mi alma puta.