jueves, 26 de febrero de 2009

Un principe azul con alma de angel que vino a darme un trozo de cielo

Recuerdo el día que fue el inicio de una verdadera vida... ¿Quién se acuerda de "puty Woman" (pretty woman), cuando le dice a Richard Gere que quiere un principe azul que venga a rescatarla en su caballo...? Yo quería lo mismo... y llego, una mañana de invierno, cercana a mi cumpleaños, se acercó con una "flagoneta" prestada, entró en casa de mis padres, y sin cajas ni bolsas, empezó a sacar la ropa de mi armaro con las perchas y todo y a cargarla en el maletero, mi madre atónita miraba y decía ¿pero qué haceis? y yo gritaba feliz ¡me voy, mama, ha venido a buscarme para que me vaya, me voy...! ¿Qué, cómo que te vas, a dónde te vas... de qué vas a vivir...? Y me fui, si aviso ni preaviso, como alma que lleva el diablo (aunque en este caso fue un angel, mi angel... que quiso librar una dura batalla conmigo... cuanto amor, mi amor...)
Hago breve paréntesis para respirar y llorar de emoción y mezcla de sentimientos encontrados recordando estos momentos...
Y ahí, empezó la verdadera lucha por rehacerme y reponerme, y mi principe azul, siempre a mi lado, demostrándome su amor, haciéndome sentir única y maravillosa, con sus palabras y silencios, con sus caricias y besos, con su paciencia y persistencia, con sus abrazos... cuantas beces sus manos han abrazado mi mejilla para secarme las lágrimas... ¿Porqué me quieres tanto...?, me adoras, lo sé, y esta relación ha estado a prueba de bombas... jamás podría rehacer mi vida sin tu hombro de apoyo, sin tus pies de guía, sin tus ojos de luz, sin tus besos que curan, y lo hemos hablado, y cuantas veces, opiniones encontradas diciéndonos que cuando nos hagamos viejitos quien tiene que morir antes, y yo, lo tengo claro (tú eres más fuerte, y podrías vivir sin mi) jajaja, nos reimos, nos abrazamos y.... XXX (en fin, lo que viene después) jajaja

Hoy, has salido a darte un respiro, hacer tus cosillas, a dejarme sola para que descanse, pero a medida que voy escribiendo, me encantaría que volvieras, que entraras por la puerta (ay, otra vez estoy llorando) para abrazarte y decirte una vez más lo mucho que te amo... como dice la canción que compuse para ti, y que tantas veces te he cantado, con y sin piano (este amor tan grande, que no cabe, que me aprieta, ni mil vidas bastarían para darte y para amarte, el infinito no describe esto que siento aquí dentro, no hay palabras que describan ni maneras de hablarte y decirte cuanto amor tan grande...) y pasabas horas escuchándome (nunca he cantado para nadie más... SOLO PARA TI)

3 comentarios:

Yoli dijo...

Mírala ella, emocionándose, descubriendo un mundo donde desahogarse... Te dije que esto te vendría bien y lo sigo manteniendo :) ya me contarás de aquí a un par de meses como ha cambiado tu forma de ver la vida, tu forma de sentir, tu forma de querer... Por lo menos a mi me ha pasado... He descubierto un mundo donde todos te dicen lo mucho que te quieren y te apoyan, y nos decimos todas esas cosas que en persona no nos atrevemos...
Nos vemos pronto!
Un beso!

Helena de Troya dijo...

La tonta de la lagrimilla ya está aquí. Me alivia pensar que ese ángel siempre tendrá a alguien a su lado como tú. Sólo decir que me alegra que escribas aquí para comprender y saber cosas del pasado que tal vez me quedaron en el tintero. Gracias por quererlo tanto...como se merece.
Firmado:
"la de la lagrimilla"
(Y una vez más brota por las mejillas)

E. Maria dijo...

A la Yoli... si siempre escribo y me desahogo ¿te acuerdas cuando empecé a escribir un libro y tú leiste el principio? (también me falta mi piano, pero eso es más complicao)
A la Mary... como no voy a quererlo si es mi solete (menos cuando se cabrea, que parece mi padre cuando le daba las notas ¡que genio!)
Adelanto del próximo título:
PEDOS A 4 PATAS (increible)