jueves, 19 de noviembre de 2009

CAYENDO Y BUSCANDO EL FINAL DEL POZO (a no ser que me salgan alas y pueda subir hacia arriba a mitad de camino)

NO PUEDO MÁS: "Tal vez después, mañana o algún día me arrepienta de arrancarme el corazón para pintar esta entrada, y con letras en rojo sangre, la que cuece por mis ojos circulando a modo de llanto desesperado y que me ayuda a descargar toda la miseria sentimental que me ahoga.
Hoy me he lenvantado a medias, arrastrada por la cama hasta caer mis pies sin posarlos en el suelo, dirigiéndome como cada mañana al ritual del despertar.
Pero, hoy, ya he abierto los ojos de manera diferente, y mis ojitos ahora duelen y pican, y ellos siguen sin descanso en su trabajo del ahora, fabricando todas las lágrimas retenidas durante estas úlitmas semanas, tal vez meses... NO PUEDO MÁS... no puedo más, no puedo...
Me quedado sola en casa, es mi momento, y aunque no quiero llorar, no puedo evitar hacerlo, me vencen las lágrimas, trago una saliba que se apelotona en mi garganta y tengo sensación de ahogo... hacía años que no lloraba con este desespero, porque así es como me siento: DESESPERADA.
Me siento amarrada, anclada en un fondo maldito aguantando la pesadez de un gran buque, y apunto de romperme (no sé si serán las cadenas las que se rompan y revienten, o seré yo misma la que explotará, no sé ni quiero ni puedo pensarlo porque ahora mismo en mi, es en la última en quien puedo ni debo pensar, este es mi mundo de madre-mujer-esposa-adulta-persona, y me he acostumbrado tan bien a ello que mi sufrimiento ya no es ni por mi misma...)
Ni tan solo puedo pensar o escribir, ni tan solo puedo estar. Sí, puedo respirar porque no pienso para ello, pero poco más. Querría tirarme en la cama y hundirme entre sábanas y dormir eternamente como la princesa del cuento. Pero no será así, no hay tregua, no tengo tregua, no tengo derecho, no tengo derechosssss, no soy ni reina ni princesa. Yo solo me siento como un trozo de animal vencido en medio de una selva y luchando por su supervivencia, y en un mundo de depredadores, o eres fuerte o te comen... yo me siento como el banquete mediocre o la merienda ligera de un mundo hambriento de canívalismo: estoy servida en bandeja."

Esto lo escribí hace unos días... he cortado parte de la entrada y solo he publicado un trozo.
Leyéndome debo parecer una loca con transtornos bipolares que la hacen saltar un día y llorar otro... Mi realidad es que mi vida me hace llorar cada día más, mis cosas me hacen llorar, pero dentro de mi lo que quiero en realidad, es negar mi condición actual, quiero reinvertarme y reinventar mi vida para agarrarme a ella como un gato cuando saca las uñas para escalar un árbol o saltar un muro. Mis deseos por vivir superan cualquier circunstancia por mala que sea, aunque debo reconocer que cada vez estoy más bloqueada, y en medio de un paréntesis aletargado y ralentizándome a ratos, me siento como un huracán comprimido en un  botecito del tamaño de un dedal.
¿Sabeis? una vez, hace años de esto, me dijeron que tenia un gran potencial, eso me crea impotencia porque si es o fuera así, siempre me pregunto que entoces, porqué no sé o no puedo proyectarlo y aprovecharlo para este mundo que me rodea (para mi beneficio material de resurgimiento, para no seguir en este pozo en el que caigo y caigo, y en el que sólo oigo un eco sin fondo para seguir cayendo...)
No tengo depresión, a veces incluso eso me jode, porque mi razón está por encima de todo y no me deja rendirme cuando en realidad a veces es lo único que deseo (estoy muy cansada, y necesito al menos una siesta)... noto como todo se me escapa de las manos y me viene a la cabeza algo que leí una vez, que por cada vez que haces daño o te hacen daño y sufres, introduzcas un clavo en la pared, cuando pides perdón o perdonas debes sacar ese clavo, y al hacerlo, se puede observar que siempre quedará un agujero... yo, estoy tan dolida que me siento con tantos agujeros que se han unido formado uno único, como la entrada de un gran volcán.
No me gusta escribir por escribir, generalmente cuando cuento algo es porque quiero siempre reflejar mis reflexiones, conclusiones e ideas varias, pero, como veis, últimamente no puedo ir más allá de mi propio "YO".
Terminaré diciendo lo mismo que al principio del texto: "tal vez, después, mañana o algún día me arrepienta de arrancarme el corazón para pintar esta entrada, y con letras en rojo sangre, la que cuece por mis ojos circulando a modo de llanto desesperado y que me ayuda a descargar toda la miseria sentimental que me ahoga"

PD: hoy, nuestra mascota se va con su nueva familia, deseo que le traten bien, mi tristeza no reside tan solo en la separación y en que los niños preguntarán por él, sino en la incertidumbre de saber si le harán daño o estará bien atendido... y es que me apena todo sufrimiendo de un ser vivo. Estoy triste, sí, muy triste, y mi consuelo deberé buscarlo en algún lado, un poco por allí y un poco por allá, y entre las estrellas quiero ver alguna que se haya inverntado para mi... necesito que me toque la luz!!

2 comentarios:

Yoli dijo...

Venga cariño, no te hundas... No te rindas... Se que llevas mucho pasado, muchísimo, y que ya te pesa demasiado el saco, pero ya sabes que yo siempre estaré ahí para irte sacando una piedra tras otra, para que ese saco te pese cada vez un pelín menos y que aunque hay momentos en que te las meten (me refiero a las piedras que ya nos coñocemos jajaja)yo seguiré sacando y sacando...
Las circunstancias que te están tocando vivir son muy difíciles, pero no son consecuencia de ti, son solo eso, circunstancias. Que yo se que eres muy inteligente y que te mereces un trabajo digno, trabajos que ocupan personas que no se los han ganado por sus propios medios o esfuerzos. El mundo se mueve en la hipocresía... Ni tú ni yo servimos en él :D
Ahora estoy viendo una noticia en el telediario en la que un chico belga tuvo un accidente de coche a los 20 años y se quedó en coma. Los médicos han tardado 23 años en darse cuenta de que no estaba en coma sino que era consciente de todo. Oía, veía, sentía pero no podía comunicarlo de ninguna manera ya que era como un vegetal no podía moverse, ni hablar...
¿te imaginas?
Se que no es comparable a lo tuyo pero yo si le encuentro alguna similitud. Las ganas de gritar al mundo que si estas viva, que oyes, que ves, que eres inteligente, que sirves y sobretodo, QUE SIENTES!!!!.
Te sientes inútil cuando en realidad eres demasiado necesaria. Yo te necesito.

Te quiero pedorrilla.

E. Maria dijo...

Gracias Yoli. Todo eso lo sé sin que me lo digas. Lo sé, sé de tu apoyo, y yo, también te quiero (y necesito).
Me siento gilipollas, siento que me equivoco contínuamente, y que la honestidad está infravalorada. El concepto de dignidad es una sutileza que poco importa hoy día, y los valores se venden en mercados negros.
La historia humana siempre ha sido así, la vida es para los ricos o para los trepas...
Estoy tan decepcionada con lo que me rodea y con algunos que me rodean, que nuevamente siento deseos de dejar ser salmón y dejarme llevar por la corriente... También me he decepcionado a mi misma, ¿qué coño me creo, y quien coño me creo para pensar o creer...?(esta es una pregunta muy larga y la conclusión que me queda y a la que me han olbigado a llegar, el mundo está dispuesto para aborregarnos y yo, con el rabo entre las piernas me pierdo...)
Tengo tal mezcla de sentimientos, y de fustraciones, me siento tan impotente (tal vez hundida???? no, aún no, intento mover brazos y piernas como sea para no ahogarme)...
Mis deseos más internos se quedan atrapados (no pueden confesarse ni al amigo más fiel jeje) y lo peor de todo es que veo que mi vida sigue siendo dominada, dependiente, atrapada, escondida, agazapada e incluso casi que tengo que pedir permiso por ser... y mientras tanto, he despertado mil veces de sueños que parecen no corresponderme... la fustración y la soledad es máxima y la pregunta que nos hemos planteado tú y yo, hoy, al vernos, sobre mi realidad y mis posibles salidas o proyectos de futuro son: qué hago, qué tengo y hacia dónde puedo ir... la respuesta ha sido: todo lo que puedo, no tengo nada y mi futuro es negro pero podría ser peor.
LA SOLUCIÓN CONCLUYENTE HA SIDO: "AGUANTAR" (si Franco levantara la cabeza, estaría más orgulloso de mi que no de su nieta...) Bueno, esto último es mi punta de humor, que ya sabes que el mio, es así como raro para "mi generación"