jueves, 26 de noviembre de 2009

Presentación de mi entrevista: "la odisea de las supernenas"

Todo empezó ayer.
Llevaba toda la semana machacada en la cama, haciéndo muy poco esfuerzo por hacer nada, con el sobreañadido de ese apegado llamado "dolorcito de mis entrañas"... y entoces, ring ring (bueno la música de la guerra de las galaxias tiririroooooo...) sonido de mi troncomóvil, miro, y veo que me llama un número desconocido... como perdí el teléfono anterior, no tengo agenda, y cuando me llaman se me olvida a veces apuntar el nombre de quien es, así que decidí cogerlo por si era "TRABAJO"... contesto: "SÍ????" con voz de recién levantada o de recién "trajinada" y medio orgásmica, debió ser la leche para el que llamó, porque me dijeron "Mmmm????" (bueno, el inicio no fué del todo genial, pero me citaron para hoy: una entrevista por la tarde).

He salido de casa, he decidido ir en autobús (me queda a poco más de 10 minutos andando, pero, no quería sudar...), y vaya si he sudado, casi 20 minutos esperando el autobús, lo justo para que me diera un tabardillo mientras pensaba "llegaré tarde, llegaré tande, mierda, mierda", bueno, me han salido por la boca (y eso que la tenia cerrada) maldiciones de todo tipo, y es que han pasado dos autobuses llenos que no han parado porque no cabia más gente, así que me he subido en un tercero (menos mal, si se llega a "pirar" también no llego...)
Las 17:27 horas, llego a Puerta San Antonio, he salido del autobús de un salto como una pirada y he empezado a correr Avenidas arriba como si me persiguiera "un consolador gigante".
Las 17:29 horas cuando llamo al timbre. Abren enseguida, subo al 1º y con un ataque casi de asma por haber corrido unos pocos metros de calle (y eso que ya no fumo "namás" que cuando gorroneo jiji), me he relajado lo que he podido subiendo en el ascensor (además de colocarme el pelo de loca, que tenia los rizos dispuestos como si fueran los cuernos o pinchos de un dinosaurio; me he "apañao" la chaqueta; el pañuelo del cuello; y las tetas, claro, hay que ponerlas en su sitio -un poco más abajo de la garganta- que si no, una se descuida y se las pisa... jeje)
Entro y me presento, intentando disimular mi respiración medio ahogada y saliendome gemiditos reprimidos "ahhh ahhhh ahhhh" (es que no sabeis la carrera que me he pegado), y eso que había decidido subir al bus para no sudar mientras iba andando, pero, como a mi siempre me pasan estas cosas... pues es lo que hay!!!!!!!
Bien, me dirigo a la sala de espera, donde había más gente esperando, al poco ha llegado un muchacho, que me miraba de rehojo ¿vosotros sabeis esos momentos en los que miras al frente pero además estás observando los laterales a modo de radar camaleónico...?, claro, yo no lo miraba porque tenia la mirada al frente, pero veia por el rabillo del ojo que estaba mirandome y sin apartar la mirada... me cago en la leche, me he tocado el pañuelo (en su sitio), me he mirado el escote, sí también estaban en su sitio..., entoces ¿qué coño miraba? ¿tal vez que seguia respirando un poco desfasada? bueno, el caso, es que finalmente le he mirado en plan "¿QUËEEEEEEEE?!!!!!" y no me ha retenido la mirada ni un segundo... en fin... (vete a saber, el muchacho ha venido después de mi, así capaz que me ha visto por la calle correr como una "posesa" o poseida por el diablo... que vergüenza me ha dado pensarlo...)
Me han llamado, tachan tachan: MI GRAN MOMENTO, ha ido bien, le he caido bien, le he dicho lo que creia que queria oir y... YUJUUUUU, HE ACERTADO DE PLENO!!!!!!!! Me ha dicho que estaban haciendo estrevistas, que llevaban todo el día, también estaban haciendo una selección por infojobs, y con los que queden "finalistas" (esto parece operación triunfo...) deberán pasar una nueva entrevista pero en la central (en fin, para un contrato de tres meses tanto rollo?????????? eso dicen, que es un contrato para tres meses, pero me da a mi que para eso no se molestan tanto... ¿no creeis?)
Bueno, al menos me ha dicho, "lo tengo claro contigo, en tres semanas seguro que te llamaremos", ¿no tiene ninguna pregunta? le he dicho "no, no tengo preguntas, yo quiero trabajar, tengo experiencia y capacidad rápida de adaptación, me gusta el trabajo, y por lo demás me gustaría poder responder a las dudas o preguntas que genere mi currículum, si las hay" (no he hablado de sueldo, al fin y al cabo esto era una primera toma de contacto, deseo venderme y ellos en realidad no tienen que venderme nada ni estoy en disposición para elegir, así que ese tema no lo he tocado... queria que se notara que quiero trabajar y punto!!!!!) Lo peor de la entrevista ha sido cuando me ha dicho, dime tres cualidades tuyas (vaya, y ahora qué digo, aún siguen preguntando esta mierda?????????) y he contestado: organizada, afable, y con capacidad y ganas de conseguir mis objetivos... luego han venido los tres defectos "coño, qué pesaos!!!!!!!!!" aquí he empezado a dudar... tic tac, tic tac, malo, la duda es mala... así que he dicho: que hablo mucho, cuando estoy con mis amigos suelo monopolizar las conversaciones aunque siempre me escuchan, suelo tener dudas para ciertas cosas (como ahora, que he tardado en contestar) aunque es un modo de ser precavida, y el otro defecto es que tengo muchos más defectos que virtudes pero con una sola virtud soy capaz de mantenerlos a raya jajajajajajaja (bien, nos hemos reido y me ha contestado "tienes razón" y hemos vuelto a reir... uffffffff, prueba superada, luego me ha dicho que lo tiene claro y tal... pero vete saber...)
El trabajo es básicamente organizar, citar, facturación, programación de agendas y recepción (nada del otro mundo), y el horario es partido, un rollo para el tema de los niños y para el tema de las clases, pero, en todo caso que saliera seleccionada pues seguro que me "apaño" bien que yo soy "mu apañá"...
De vuelta a casa, he ido por Sindicato, hacia años que no pasaba por ahí, y, me he quedado sorprendida del cambio que ha dado, las tiendas de chinos, algunas boutiques de toda la vida han desaparecido y... CATIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!!! Ahí estaba ella, a la primera que he visto después de hacer la entrevista (he hecho una llamada de teléfono antes, pero no he tenido respuesta, lástima, porque estaba eufórica...)

De camino, encima, he recibido un "oleeeeee, guapa", un "ho.la morena" (con ese acento que ya "sabís", chicas), un claxón pitando desde la típica "furgonetis" cargada de trabajadores mientras cruzaba Jaime III, y lo mejor ha sido el ladrido humano cuando un señorcete me he dicho "guau" (los ladridos humanos supongo que son propios de hombres de pocas palabras, pero contundentes ¿no?)... Yo creo que debía ser mi día, o que debía llevar mi sonrisota pegada. Ya me lo ha dicho mi pedorro en casa "estás guapa, con cara de simpática pero estúpida" (vaya, su piropo de siempre... aunque también me suele decir "eres una chula" o "eres tan dulce que hasta se me olvida la mala leche que tienes" o "el niño ha salido tan payaso como tú"... ya, queridas amigas, ya sé que soy la envidia del mundo femenino mundial teniendo estos pedazo de piropos, y los que me callo... que esos si son buenos... yo respondo, no os creais que me callo, cosas tales como: "tienes un culo impresionante, pero de mujer" "eres un capullo pero de vez en cuando me doy cuenta que eres adorable" "lo mejor que tienes, es que no teines güevos"... y también cosas peores, debo reconocerlo...)
Pues nada, mis niñas, mañana tenemos reunión en casa de "solo chicas" y os termino de contar, que en directo será mejor jiji...
¿Os habeis fijado que este blog se está convirtiendo cada vez más en un blog de "supernenaza"? A donde vamos a llegar (qué desprestigio jajajaja).

3 comentarios:

Helena de Troya dijo...

jajajajaja, me gusta como cuentas las cosas, hasta los detalles mas minimos los expresas perfectamente dentro de tu humor jajaja, muy bueno y es verdad, esas cosas solo te pasan a tí jajaja.
Y por lo que cuentas, parece que fue bien.
Haber si hay suerrrrrte jo!!

Un beso

E. Maria dijo...

Gracias, esperemos que sea así... Muack

memo.fdez.e. dijo...

Una primaveral flor en tu camino
o un abrigo para la llovizna
sea este verso que el destino
motivó al ritmo de la lobezna
intérprete que has puesto con tino
para escoltar lectura sin cuaresma.