martes, 21 de julio de 2009

COMO LA CAIDA DEL IMPERIO DE ROMA A PARTIR DE VARIOS TROPIEZOS

Me siento como una gloriosa empratriz romana, cuyo declive empieza a hacer mella.
No tengo demasiadas ganas de escribir últimamente, y es más por falta de tiempo, sueño y otras prioridades (que no otros intereses) a los que nos somete la vida, y éste locodiario de pensamientos alterados, se ve permanentemente sentenciado.
Quiero dar prioridad al diario de mis hijos, quiero que me tengan cuando y cuanto quieran, y que me lleguen a leer si algún día les falta mi persona.
Así de dura es la enfermedad a veces, la propia, o la de seres muy queridos que a uno le hacen plantearse que también le puede tocar (el dolor de tener a los que quieres amenazados es muy duro).
La cuestión, es que debo organizarme y dentro de esa organización, yo me quedo con mis canciones y textos a susurros y con el amor infinito de mis hijos en "los mimos".
Pues esto, más que una despedida, voy a plantearme un hasta luego de visitas esporádicas, y quien sabe, tal vez, todo dé un giro, la vida cambie de rumbo de manera imprevista (y deseada), y vuelva con mis fuerzas y ganas de siempre. Por ahora voy a dosificarme, que es lo que necesito...

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que todo salga bien.. te dejo mis saludos y abrazos solidarios con cariño..


Saludos fraternos con cariño
Besos

Pd. perdón por mi ausencia en comentar, me encontraba fuera de casa..

Isady dijo...

Bonito post... un poco triste, asi siempre son las despedidas, paro al parecer eres una chika que le gusta dar siempre lo mejor a los que ama¡¡¡¡

Saludos ¡¡¡
Pasaba pro tu blog...

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

=0 Holitasss, siempre paso a ver tus post aun que a veces tengo poco de trabajo siempre estoy aqui, y espero no te ausentes mucho por que entonces si voy a pensar que ya no te gusta mi blog =(, te mando un abrazo bien fuerte y espero ver mas y mas post por aqui =D

Saluditos¡¡¡