miércoles, 10 de febrero de 2010

Casualidades del 69 (algo más que un número del kamasutra)

Rafael Alberti, una vez escribió en una de sus prosas "Nadie ignora que la poesía, ante todo, es el tono, el acento, y que en ese acento va implicada la íntegra personalidad del poeta..."
Yo, que no puedo confesarme poeta pero si pecadora del sentimiento, podría decir que no tan solo la palabra nos define... un gesto, una mirada, un movimiento o una decisión van a forjar destinos elegidos o no, pero seguro que  nos vestirán de dama o ramera dependiento de quien nos lea el cuerpo. Así pues, mis movimientos dirán mi nombre antes de abrir la boca, y como decía Alberti, mis palabras repicarán como un atolondrado campanario cada una de mis dichas y desdichas al libre albedrío para ser interpretadas...

Hoy curiosamente, he visto un grupo que decía "soy responsable de lo que digo, no de lo que tú entiendes...", me parece un poco injusto, porque para dar respuesta, también debería existir el grupo "yo no lo entiendo pero tú no te molestas en explicarlo..." ¿no creeis?... me he unido, lo he publicado y a los pocos segundos ya había "2 me gusta..." Pero absolutamente nadie puede pensar en  fusionar ideas y puntos de vista para decir "soy responsable de lo que digo, y si no lo entiendes, soy responsable de poder explicarlo así como de tú intentar entenderlo..." ¿un título demasiado largo...? todo es relativo... (Einstein, era un genio...)
Así, de este modo, cómo vamos a pensar más allá de una palabra, y cómo vamos a evolucionar, cómo vamos a pedir tolerancia si no sabemos empatizar y asumir todos los puntos de vista, cómo vamos a pedir si no sabemos dar, pedir comprensión si no comprendemos, cómo podemos exigir que nos miren sino alzamos la vista para saber si hay alguien ahí... tengo tantas preguntas sin respuesta, y tantas respuestas para preguntas que aún no existen...

Todavía hay cosas que me cuestan entender, y hasta que muera, seguirá siendo del mismo modo, una y otra vez... y así, a medida que pasan los años, me voy negando más a asumir mi parte adulta, relegándome a la infancia que se me intenta robar incansablemente para anular esos instintos que no debemos abandonar nunca (sino estamos más que perdidos).. Todos fantaseamos, de hecho, es una parte necesaria y asumiblemente voluntaria para hacer más llevaderos "nuestros andares" ¿quién no ha soñado que le tocaba la lotería o que una enfermedad terminal iba a ser tan solo un error médico?...

Se acercan las DOCE de la noche, y con 69 cafés (sugerente número para no dormir), creo que volveré a pasarme la noche desvelada, culpa mia, que bastante tengo con la hiperactividad de mis neuronas, a lo que he añadido un ardiente número de cafés a la espalda. Evidentemente llevo unos cuantos, pero no tantos como dije, porque si fuera así, creo que sería capaz de cruzar el estrecho (y el ancho) con mi flotador de pato y nadando a perro...

Estar con gente y escuchar sus historias de la vida, me hace reactivar mis sentidos y encogerme al mismo tiempo... en realidad, a pesar de 2 mil motivos para sonreir, solo lo hago los días pares, porque en los impares me siento demasiado sola... 
Sonrio, escucho y callo... sonrío, escucho y callo... sonrio, escucho y revientan mis dedos escribiendo textos, historias, ideas, pensamientos, y un sinfín de cosas que tal vez nunca lleguen a ver la luz.
A veces me pregunto a mi misma:
1. "¿qué buscas"
2.  "¿qué ves?"
3.  "¿qué crees?"

Y me contesto:
1. Respuestas
2. Caminos diferenciados
3. Que no hay verdades ni una sola vida por vivir...

Y reflexiono:
1. La búsqueda continua me acerca cada vez más a la lejanía. A veces, solo quisiera esperar sentada a que caiga la luna encima de mi, para que rebote en mis pechos dibujando un reflejo estelar que ilumine mi cuerpo como una Diosa escondida en pieles que respiran. Que me acerco al cielo y cada vez la infinidad me secuestra más... y sigo dirigiendo mis dedos a la llama de algo que va tras de mi, y a lo que he dejado de dar la espalda. Y ahora me viene a la memoria el siguiente texto: "...antes de nuestro nacimiento el ángel apoya un dedo sobre nuestros labios y dice: "Calla, no digas lo que sabes". Por eso nacemos con una hendidura en el labio superior, sin recordar nada del sitio de donde venimos" (¿no os parece romántico?) Y sí es así, entoces pienso "a mi además, deberían haberme arrancado la lengua, por si las moscas...".
2. La verdadera revolución del hombre está llegando... somos individuos desde el momento en que empezamos a desarrollarnos, pero somos materia formada por millones de células, y antes de ser uno sólo, éramos (sin ser) parte de un todo... Y el espíritu busca su camino, así como las aguas forman los rios.
3. Vivimos es una guerra declarada donde se juegan únicamente 3 cartas, la evolución del ser, el poder y la involución para quedar atrapados  en la frontera der ser un juguete... pero si no nos presentan todos los bandos ¿cómo saber en cuál estamos y/o con cuál nos quedamos? ¿Existe una guerra paralela a nuestra vida sin que seamos conscientes? Desde luego que existe...


¿El café da dolor de cabeza? porque yo ahora mismo tengo uno inmenso, no de café, sino de dolor... así que, aquí me planto, y el resto, lo dejo para "El hombre sueño", una historia que se está gestando para una minoría que sea capaz de desnudarse completamente, sacar su veneno para matarse a sí mismo (y librarse así de toda osadía interior que negativice cualquier visión externa, en lugar de utilizarlo en contra de los demás para descargar fustraciones propias)... Con lo bonito que es amar sin condiciones, dar por el simple hecho de disfrutar compartiendo, limpiar nuestra mente de manchas para volver a la inocencia... Desde luego, no entiendo nada...
Fijaos, que utilicé un número... por 69 cafés que hice el día de hoy (alguno fue para mi), por 69 las ganas de lamer heridas y que las mias sean lamidas tras mis aullandos de perra salvaje, y que precisamente 69 han sido las líneas que he utilizado para ello... (podeis contar, y después, poner un 69 en vuestra vida...)

1 comentario:

Espinar dijo...

Me encanta! cuano me hice seguidor pues habia leido superficialmente pero supe que era alguien muy inteligente y al regresar y leer tus reflexiones y hasta con el humor el cual escribes seguire regresando a ver que hay de nuevo. Gracias a estos blogs que he vuelto a descubrir a la gente que le gusta la letra y reflexionar tan solo sobre amor pero cosas las cuales parecen tampoco y podemos escribir un libro con ellas, sigue escribiendo que yo volvere.