lunes, 30 de marzo de 2009

Anhelos y sueños

No es la falta de inspiración la que no me permite escribir... mi cabeza contínuamente se fuerza y esfuerza en darme la vara, no deja de pensar de crear o de hacer... es la falta de momento (y ya no digo de tiempo), si no que ponerme tranquilamente en situación a escribir, a darme ese momento único para disfrute.
Es por eso quizás, que si tengo un momentillo lo dedico a leer, a veces, hay mucho que ver y absorver más que algo en concreto que decir.

Hoy, me he dado cuenta de los caprichos de la vida, esos caprichos que uno no entiende pero que sabe que nos llevan a algún lado, a veces nos cuesta ver el positivismo del proceder del destino (si es que tuvieramos algún destino escrito) o del porvenir, pero en realidad, todo son aprendizajes que no solo debemos asumirlos como tales, sino meditarlos, analizarlos y utilizarlos para empreder caminos prósperos... Dentro de esos caprichos, me he dado cuenta del famoso dicho "cuando se te cierran las puertas, siempre queda alguna ventana abierta... o algo así... perdonadme que no diga la frase exacta... pero yo estas cosas siempre las digo a mi manera hsta el punto de que se me llegan a olvidar cómo eran originalmente". Parece que se acercan nuevos proyectos laborales, y cuando los momentos se preveian muy muy negros "chasquido de dedos y a esperar el truco".

Yo sigo intentando empujar mi vida hacia adelante... pero, he de confesar que estoy cansada, muy cansada y necesito momentos de sosiego que no encuentro. Mi malestar físico, mis noches sin descanso, los niños malitos, la universidad, y en busquéda de una salida salarial que me compense pagar guardería de dos bebes... Me estreso y el corazón a veces galopa salvaje y viaja a kilómetros de mi cuerpo, hasta que tengo que sentarme, respirar y decirme a mi misma "a por todas"... En fin, como siempre intentado resumir al máximo algunas cosillas que se agolpan dentro de mi, y que por desgracia no puedo explayarme como quisiera...

Tengo un proyecto pendiente... ¿te acuerdas Yoli aquel corto relato que te di a leer? me dijiste que te habia emocionado y se te había puesto el vello de punta... está sin terminar, faltaba el final... por ahora no voy a terminarlo, pero si quiero encontrar el momento de escribir algo diseminado por aquí y por allí y por allá... en fin, también serás tú la primera en leerlo... podría decirse que es una especie de memoria celestial en búsqueda de nuetro camino, con un poco de fantasía por en medio... en fin... el niño, me necesita, y ahí va su mami a cogerlo en brazos, que poquitos me queda ya cuando eche a correr como la hermana. Besos.

2 comentarios:

Yoli dijo...

Que privilegio el que me ofreces!!! :D Ser la primera en leer ese relato-superventas... Ay! Ojalá!...
Me has dicho que estas malita y los niños también... Y como te vienes al PAC luego te pasarás por aquí a pegarme to los bichos... Dios!! jejeje

Besitos!!!

E. Maria dijo...

No será superventas, pedorra, será mi relato... para quien quiera... pero tú serás mi crítica jeje