jueves, 10 de septiembre de 2009

LA BOLA DE ENERGÍA

Sé que dije que haría una tercera parte sobre el tema sexo, sexualidad, familia, etc. pero, cómo sé que no bastará una tercera, ni una cuarta parte... lo retomaremos en otro momento y no hablaré de generalidades sino de temas específicos y concretos... y cuando me venga en gana... (como mola dominarse a sí misma y ser una su propia "jefe")
Hoy la verdad, es que quiero cambiar el rumbo, pues ya se sabe que este blog no se puede catalogar como un blog chistoso, o de compromiso social, o de mamoneo y lloriqueo, etc. si no que es un conjunto de un montón de cosas y temas (según veamos la luna y según luzca el sol para mi)...

LA BOLA DE ENERGÍA: la bola que no podemos ver pero si alimentar, la bola que nos llena y que podemos fulminar en un segundo o cultivar para toda la vida... la bola de energía... y me direis ¿y que narices es "la bola de energía"? pues no lo sé, me lo acabo de inventar, jajajaja, pero sonaba bien ¿verdad? (es broma)...
En realidad para mi la bola de energía, es lo que para otro puede ser optimismo, para otro empuje y lucha, para otro recomposición ante las derrotas, para otro enriquecimiento a través de temas que le interesen, enriquecimiento cultural/deportivo/musical/humano... pero, la bola de energía es esa capacidad de envolver todo nuestro cuerpo y todo nuestro ser de las "vibraciones" más positivas que podamos, no ver la botella ni medio llena ni medio vacia, simplemente ver la botella y aunque haya a penas unas gotas pensar que esas gotas son para ti... la bola de energía no habla de cantidades ni las clasifica, simplemente se alegra de lo que hay, haya mucho o poco, y si no se conforma sale en busca de más aunque eso suponga un esfuerzo adicional... la bola de energía es como mi blog, una montaña rusa que un día está arriba y otro abajo, pero siempre bajo una sonrisa y un soplo de aire fresco bajo la coherencia y la sensatez... porque, ¿que es la sensatez? ?la sensatez es ser como espera ser uno mismo o ser como esperan los demás que seas?... la coherencia que es, ¿vivir en comunión con la sociedad o adquirir los comportamientos propios de lo que consideras correctos según tu modo de ver las cosas? Muchas veces, los diccionarios no nos ayudaran demaciado a definir los conceptos más subjetivos que debemos aprender de una manera u otra según quien nos lo dice y cómo, o según lo que nosotros percibamos de lo que nos rodea... y es por eso que para la amistad, el amor, el dolor, etc. no tenemos una definición "verdadera" (y ya sabeis lo que es la verdad ¿verdad? jeje)
Es difícil de explicar (como siempre, sí, lo sé que siempre digo lo mismo...), pero, os confieso que tampoco estoy muy por la labor de escribir, de pensar, ni de nada... hoy, simplemente me pondría a pensar en voz alta (me grabaría si supiera hacerlo para colgar aqui mis ideas... como si fuera la reina de la noche...)

A veces pienso que sería genial ser una locutora de radio (donde nadie te ve físicamente) y trabajar para la solitaria noche de esas almas en vela que no pueden dormir o que necesitan compañía mientras trabajan... suena superromántico (al menos para mi, que padezco desde los 13 años un insomnio horrible...) y, aunque hay momentos en que lo tengo superado, el tema del sueño, otras veces pienso que cualquier día esta falta de descanso ya no solo me roba diariamente grandes dosis de concentración y energía sino que me va a hacer explotar... sí si, ya me ha ocurrido alguna vez en la que he tenido que estar algunos días en cama durmiendo horas y horas como las princesas de los cuentos porque me daban vahidos de cansancio acumulado...

Tengo una historia, en realidad tengo varias historias que me estoy pensando contar por aquí, son historias duras, basadas en hechos reales, evidentemente no voy a nombrar a los protagonistas de estas historias (solo ellos sabrán de quien se trata), pero, aún tengo que hilvanar mis ideas, porque no quiero presentarlas por el morbo de lo ocurrido sino por el ejemplo de lo vivido... quiero que el planteamiento sea totalmente diferente a "Diario de... la maté porque era mia", pero, ¿sabeis que me pasa?, que a veces se hablan de temas sin saber demasiado... y está bien que la gente haga voz, que hable, que diga y que intente implicarse, pero, ¿no deberíamos intentar asesorarnos y saber más? El primer paso de denuncia social ante maltratos, enfermedades y escoria humana se ha dado, pero muchas veces se hacen juicios de valor sin tener verdaderas vivencias o verdaderos datos de auténticos testimonios que puedan aportar algo "de luz"...

Por ahora, os mando una bola de energía a todos y vuelvo a hacer una mención a alguien:
************
Gracias Rossana, me llegó tu mail y lo he leido con detenimiento (no me has contado tu vida ni te has enrollado como dices, para mi, me has regalado tus sentimientos, lo mejor de ti, y eso no tiene precio...), he tardado en contestarte porque no miro mucho ultimamente el correo y me he encontrado con 28 mails sin leer (joder)... Yo sé que te sientes identificada con muchas cosas que cuento porque empatizas conmigo, probablemente son cosas que no vas contando por ahí cuando la cajera del super te está pasando el código de unas bragas de faraona y de repente no tienen código y llaman a la patinadora y empieza a armarse una cola más larga que la del paro y todo el mundo pendiente de tus bragas; tampoco vas conociendo a la gente y le vas contando hola soy zorrita y tú ¿qué eres?¿te imaginas? jajajaja; y por supuesto siempre tenemos algún amigo más íntimo con quien hablar de determinados temas, pero no vas a estar todo el día a la batalla haciendo de Jesucrito Superestar... así que leer a alguien con quien te identificas te hace pensar que tus ideas no son tan descabelladas, que todos tenemos profundidades más inmensas que un océano que se reduce a pequeña charca, y que en el fondo el don de nuestra existencia es ese misterio que nos envuelve del que algunos se callan y terminan siendo como robots, y otros, como me decias en tu mensaje, no nos conformamos aunque signifique ponernos patas arriba contínuamente... (Bueno, espero que te haya hecho gracia esto último, sobretodo mi anécdota de las bragas de faraona, como te he dicho, si quieres reirte habla con David que te cuente algunas de nuestras batallas, bueno, las trastadas son mías y él un obligado pero pasándoselo pipa el "joio" jajajaja, aunque también te digo que no tiene la gracia que tengo yo jajajajajaaja, pero alguna viviremos, verás que sí... cuídate)