jueves, 6 de agosto de 2009

YO y SOLO YO: para el resto del mundo!!! (mientras Elsa busca tesoros para mi...)

Está claro, que cuando uno se pierde, se encuentra desorientado y ese afán de supervivencia lo hace arrinconarse en un pequeño hueco, y encogido sobre sí mismo, para así no ser presa fácil de los depredadores.
La verdad, es que deseo recuperar esa parte de mi "yo" que sé que hace tiempo se perdió, sobretodo en las situaciones que más nos ahogan, y que sin darnos cuenta nos van matando poco a poco como quien llena una bañera a gotas cada 3 segundos!!!
Y así he estado, cada tres segundos, dos eran para mirar la mosca cojonera que no me dejaba tirar "palante".
Tengo miedo. Tengo mucho miedo, de que mis decisiones puedan ser errores que me hagan perder lo que más quiero. Pero, también tengo miedo, de pasarme la vida escribiendo "mi vida" sin poder llegar a ejecutarla tal y como yo quiero, de quedarme sentada viendo como la lluvia moja todos los cuerpos menos el mío, y de quedarme esperando un milagro que no se ha inventado para mi.
No quiero pasarme la vida laméntandome de lo que podría haber hecho o dejado de hacer, lamentándome del trabajo que he tenido y los sacrificios que he pasado, y ver capítulos de mi vida como un guión de novela rosa que van cerrando, y contemplar como mis niños abandonan el nido para ocupar su propio lugar en el mundo y yo seguir escribiendo capítulos de una vida que no realicé.
Si que ha sido complicado estos dos malditos años, de mi particular crisis (no voy a hablar del pais ni de la política, que también son condicionantes directos), y yo que me he empecinado en señalar y apuntar con mi dedo índice acusador (que cosa más fea), he sido capaz de ver el molino de Don Quijote en el otro y no he sido capaz de ver mi propia locura que iba haciendo mella para sólo permitirme ver lo que yo quería (o podía).
Me voy de casa.
En septiembre, cuando yo empiecen mis clases, cuando Elsa empiece el colegio y cuando hayamos formalizado la situación, me voy de casa. No es una despedida, no es una separación, es una decisión necesaria que surge de la necesidad de ser felices, de querernos y de darnos la oportunidad... pero, esa oportunidad, también me asusta, pues ¿qué seremos?¿un matrimonio que vuelve un paso atrás?¿amigos con papeles y derechos?... y, por otra parte ¿qué pasará con él todas esas horas en las que no me acompañe, en las que no duerma a mi lado, en las que no me acarice, huela mi pelo, mi ropa, en las que no pueda contarme cómo le ha ido en el trabajo, o cómo la solterona de turno le ha ido a buscar las cosquillitas de los "güevos"?¿Me echará cada día de menos, o cada vez se irá acostumbrando más a mi ausencia hasta hacerse innecesaria mi presencia?.
Me doy cuenta, que dentro de poco estaré haciendo maletas, y me doy cuenta que no quiero pensarlo más de lo necesario hasta el día que llegue... Me doy cuenta que la vida no es un cuento, y que contar ovejitas por las noches no me ayudará a dormir mejor, que a veces hay decisiones que violan nuestros derechos del corazón y que la vida, la vida es para vivirla.
Tengo ganas de ser en esencia propia, volver a saltar, a reir, a gritar, a brillar y a hacer planes, pero me veo limitada por los cuatros costados, encerrada entre estas cuatro paredes, dependiendo de otra persona, al cuidado de los mios, y sobreviviendo todos los meses miserablemente y rezando para que algún mes podamos darnos un capricho gastronómico, o poder llevar un día a los niños a comer un helado o sencillamente no tener que desayunar agua con azucar porque se gastó la leche!!!!! Es muy duro verse así, un mes tras otro, sobrellevando una tortura psicólogica que es el estar en paro, y para más "inri" posponer mis necesidades como persona y como mujer siempre para más adelante.
Y yo, que soy frágil como una flor, me voy marchitando poco a poco y esa llama que era hogera se está convirtiendo en una vela de tarta de cumpleaños dispuesta a ser soplada y exterminada en cualquier momento con un deseo que no se cumple de por medio. Aún así, mientras quede chispa, debo intentar buscar un camino nuevo, superar todos los contratiempos, y lo más importante aún, no culpabilizar a nadie, las cosas vienen como vienen y son como son, y todos los seres humanos reaccionamos y nos manifestamos de diferente manera (mis disculpas, las necesarias por mi parte, de mis errores, y yo, aún sin pedírmelo acepto las tuyas pues sé que lo sientes, que se nos ha escapado de las manos porque no nos hemos dedicado tiempo, nos hemos pospuesto, hemos arrinconado las palabras para darle de comer al cansancio y a las lamentaciones), y la conclusión es, que cada segundo que dedicamos a lamentarnos, es un segundo perdido que nos robamos a nosotros mismos para seguir.
Me siento liberada.
Me siento en paz.
Me siento nuevamente circulando por el camino.
Me siento a la espectativa, pero pendiente de algo que ha de llegar.
Pero tengo miedo. Tengo mucho miedo. Y de ese miedo, sé, que lo peor es que me haga recular ciertos aspectos, que el miedo me haga sentir con la cabeza y pensar con el corazón, y cuando esto ocurre y hay un cambio así de papeles, la cosa ya empieza mal...
Nos queremos.
Debe funcionar, y debemos recuperarnos... y para eso, debemos sentirnos en paz cada uno consigo mismo, debemos encontrar nuestra propia salida y debemos afrontar con valentía estos momentos. Si esto ocurre, nos hará más fuertes, y si no sale bien, será, o porque no lo hemos intentado lo suficiente, o porque las cosas deben seguir su curso... pero querer, nos querremos siempre.
Estoy llorando, últimamente lloro con todo y por todo, el último día sin ir más lejos me puse a lloriquearle a mi médico especialista... al final nos terminamos riendo, porque solté alguna que otra barbaridad por mi boca que hizo el momento del diagnóstico menos duro y más esperanzador (estoy contenta por esa parte)...
Ayer era todo negro, y hoy sólo veo la noche oscura y el día como una nueva oportunidad cargada de colores, y de sombras (pero las sombras, solo las hayamos cuando existe la luz...)
La actitud es lo más importante. y yo, quiero reponerme y dispararme como una flecha hacia la diana!!!!!!!!
PD: Rossana, lei tu comentario, gracias, muchísimas gracias, me puse a llorar porque el malestar y el pesar de los demás a veces se llega a convertir en mio propio... eso es lo que tiene sentir, estar vivo y cargado de sentimientos (que a veces te la juegan), y no hay nada como el propio sufrimiento para que nos enseñe a entender que si a alguien llora qué menos a atender sus lágrimas y abrigarle de consuelo...
PD2: Acabo de hablar con Marisa, me invita una semana a Madrid... Dios mio, últimamente vuestros mimitos son el impulso para saber que para algo sirvo (para que me querais) jajaja.

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que gusto pasar por tu esapcio y leerte. Me sorprende mucho tu forma ta delicada de escribir.. de dejarnos en el alma tus palabras..

Gracias..


Un abrazo muy grande.
Saludos fraternos

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

Hola hola como estas, que tengas un super fin de semana chidisimo osea super, y yo que tu si me iba a Madrid bueno aqui es mas dificil ir para alla, pero ps aprovecha y veeeee jiji


Lindo viernes.

Anónimo dijo...

Gracias a ti, guapa. Hay que pasar por todas las estaciones de la vida para saber valorar los buenos momentos ( que serán los más sencillos que vivamos). Además, los malos momentos nos hacen replantearnos la vida, pararnos a pensar, meternos dentro de nosotras mismas, como haciamos cuando eramos adolescentes, pero esta vez con los pies sobre la tierra, sin pajaritos, sin sueños,...sólo contando con el realismo de la vida, para pensar y actuar. Te deseo mucha suerte en todas las decisiones que tomes, en el peor de los casos, siempre volverás al punto inicial, al principio. Todo cambio " puede" traer consecuencias negativas, pero "trae" consecuencias positivas, la primera, sentir el orgullo de ser valiente, de vivir, de arriesgar para conseguir algo mejor, de tomar decisiones que nos lleven por un camino más corto para ser felices.
Esta situación que vivimos no es una perdida de tiempo, si no hubieramos tenido este contratiempo, estaríamos ocupando el tiempo en pensar que modelo de camiseta nos compraríamos en el Zara, eso si que es una pérdida de tiempo, pérdida de vida.
Mucha suerte en todo, al menos, en todas las situaciones estas acompañada, por tu gente. A veces la distancia fisica no significa nada, peor seria la distancia emocional con la gente que tenemos cercana.
Un besote guapa!!. Y a vivir!!. Por cierto, en tu último comentario decias que está al caer el cumpleaños de tu chico, muchas felicidades de mi parte, que no tendrá ni idea de quien soy ni de donde he salido,jeje, pero ya le dirás.

Muchos besos y hasta pronto!!. Rossana.

" Bienaventurados los que están en el fondo del pozo, porque de ahí en adelante, sólo cabe ir mejorando" ( J.M. Serrat).