domingo, 12 de abril de 2009

Siempre importa, todo importa... hasta el más mínimo detalle.

Nada es excluyente.
La amistad, el amor, el saber, los buenos y los malos sentimientos... todo.

Todo vale???? Mentira.

Palabras sueltas. Piensa.

El caos ordena tu mente, porque te obliga a ello.

El dolor potencia tus sentidos y te ayuda a descubrir la piedad. El dolor es relativo.

Almas solitarias, pensantes, cavilantes... que sienten perecer atentas al momento del abrigo.

El abrigo, hermosa palabra de protección... abrigadme... abrigad mi locura serena de amar.

Y más palabras revolotean... orden y desorden... todo y nada... el mundo, mi mundo,
SUSPIRO