lunes, 13 de abril de 2009

A ti... por ser como eres!

Supongo, que no siempre tenemos algo que contar, yo soy de esas, de las que no siempre tiene algo que contar... pero que no paro de hablar pesadamente con todos los que pacientemente me escuchan, que incluso, hasta me escuchais con gusto... con mi chachareo de pocas historias y sin embargo tanto que tengo para decir. También me encanta escucharos, me ensañais cada día algo nuevo, me haceis crecer y soy cada vez más grande gracias a todos.
Estoy escuchando música (baladas heavys), ya sabeis, mientras escribo y escucho, me convierto en ese sonido que vibra y se desplaza por el aire hasta el infinito universo, y eso, me hace pequeñita y grande a la vez, me reconforta y hace reencontrarme conmigo misma cuando me pierdo.
Encuentro paz, calma, serenidad y es como un sueño en el que camino por encima del mar.
Desde que comencé a escribir este blog, he hablado de muchos de vosotros, mi familia y mi amiga del alma (me hace sonreir decir "amiga del alma porque me suena a niña pequeña"), pero faltais muchos y no os creais que es porque me olvido de vosotros, tal vez, es porque necesito mi tiempo y cuando me pongo a escrbir desmenuzo poco a poco esos retales se sentimientos desordenados pero, hoy, voy a dedicarte a ti esta entrada, por todo lo que hemos sentido, hablado y escrito, por esas largas conversaciones de horas, por esos sueños compartidos y por acompañarme desde lejos en los momentos más importantes de mi vida (mis momentos bajos, mi enfermedad, mi boda, con mis hijos que si no estuvo tu presencia estuvo tu palabra y una muestra de vida con una flor, tus visitas...). Porque tú, también has hecho que sea mejor persona, porque lo das todo sin esperar nada a cambio, porque eres generoso, porque eres auténtico, porque eres tan buena persona que a veces creo que caiste del cielo para cuidarnos... sí, me refiero a ti, David, mi fan incondicional número uno, porque te gustan mis locuras y te ries con mis tontas tonterías, porque me lees con dedicación y te has perdido siempre entre mis pobres letras... porque tus pies caminan lejos de los mios pero eso no te impide estar ahí, y porque lo sé, porque lo sabemos, porque sentimos que siempre estás...
Porque te has convertido en un buen amigo de Ramón, porque te admiramos, porque deseamos volver a verte, visitarte, compartir risas y charlas, y cuando todos duermen, hablar de estrellas y planetas (aún me debes un baile de salsa en el Teide bajo las estrellas... y a mi marido una comilona de carne en toda regla jajaja... que precioso es el mar y que injusto al separarnos y privarnos de tantos momentos)... en fin, después de todo, esto es un simple recordatorio, para ti, porque te lo mereces pero, tú sabes más de lo que yo pueda expresar aquí, porque hay cosas que no se dicen, no se hablan, simplemente se viven y se sienten, y con esto, y con un grandísimo abrazo (que pena no darlo en persona), me despido y hasta otro momentito guapísimo.
De tú amiga y tú familia adoptiva.

3 comentarios:

Yoli dijo...

David te echamos de menos... Muchos besitos para el Tinerfeño más cariñoso :D

E. Maria dijo...

Di Yoli, dile, que aquí siempre estará rodeao de gente que le quiere... y siempre tendrá una casa y una nevera (a veces medio vacia jiji, pero siempre hay para uno más seguro...)
Ramón me dijo que me había quedao corta diciendote cosas, que aún eres mucho mejor, jeje.
Por cierto, David, se me olvidó con la emoción contar algunas anécdotas chistosetas que nos han pasado, como por ejemplo, cuando venias conmigo en coche y al girar las calles me iba montando por las aceras con mi ford-fiestilla hecho polvo jaja lo que me reia con tu cara de acojonao!!!!!!!!!! pero eso, lo guardaré para otra ocasión, cuando me digas que necesitas reir, yo te haré reir a carcajadas!!!!!

Anónimo dijo...

Jo no tengo palabras solo sentimientos que me llenan de emoción. Pienso que la vida me ha premiado con tu amistad, que aunque como si de un relato mitológico se tratase, no hay alegría sin tristeza. Y en mi caso ella tiene nombre de mar, del que nos separa. Pero desde las dos orillas de nuestros trocitos de tierra siempre se que estás ahí, con tu mundo, del cual me encanta ser parte en la distancia.
Gracias por se parte de mi.

PD: Yoli yo también les echo de menos, y deseo que cada momento sea una alegria en tu vida. Muchos besos de todo corazón.
Para las chicas más guapas.